domingo, 15 de septiembre de 2013

Una de las mejores series que he visto en toda mi vida.


No soy muy fan de la ciencia ficción y nunca me ha llamado la atención nada que tuviera que ver con el tema, pero Fringe no es comparable a nada, desde mi punto de vista.

Esta serie creada por J.J Abrams, Alex Kurtzman y Roberto Orci tiene algo que no se puede explicar que te engancha desde el primer capítulo.

A simple viste puede parecer que se trate solamente de resolver un caso con circunstancias especiales, pero Fringe va mucho más allá... La relevante historia de trasfondo con una mezcla de teletransportación, mutación, control mental, proyección astral, inteligencia artificial entre otras cosas es lo que la convierte en una serie tan especial y nada convencional.

Además de la historia cabe destacar el papel de los protagonistas de la serie:

En primer lugar el personaje de Walter Bishop (John Noble), un ex investigador del gobierno que está especializado en el campo de la ciencia límite y está etiquetado de científico loco. Walter es uno de esos personajes capaz de producirte ternura con cierta dosis de humor y que sin duda no deja a nadie indiferente.

Peter Bishop (Joshua Jackson), hijo de Walter Bishop y consultor civil. Su ironía y genialidad lo caracteriza y detrás de una fachada de tipo duro y sin sentimientos, debido a su pasado, se esconde el verdadero Peter Bishop.

Y por último y no menos importante Olivia Dunham (Anna Torv), una bella agente del FBI encargada de resolver una serie de casos inexplicables, debido a su carácter frío, su tenacidad y entrega. Junto con Walter Bishop y Peter Bishop forman un extraordinario equipo.



1 comentarios:

Maria Galán dijo...

Maravillosa serie... tu me has enseñado a interesarme y que me haya encantado.