martes, 3 de noviembre de 2009

" Desde ese momento, descubri que puedo permitirme el lujo de no ser perfecta, de estar llena de defectos de tener debilidades de equivocarme de hacer cosas indebidas y no arrepentirme. Lo mejor de la vida, es lo que uno vive no importa si es bueno o es malo, El mundo no es perfecto y nunca pero nunca te arrepientas de lo que haces".




Los mejores momentos de tu vida no tienen que ser necesariamente las cosas que tú hagas, también serán aquellas cosas que te sucedan. No estoy diciendo que no puedas tomar acción para cambiar el resultado de tu vida, tendrás que tomar acción y lo harás. Pero nunca olvides esto, cualquier día puedes salir por la puerta de tu casa y tu vida entera puede cambiar para siempre. Como veis, el universo tiene un plan, y ese plan está siempre en movimiento. Una mariposa agita sus alas y empieza a llover. Es un pensamiento aterrador pero también es algo maravilloso. Todas las pequeñas piezas de la máquina funcionando constantemente, asegurándose de que termines exactamente donde deberías estar, exactamente cuando se supone que debes estar ahí. El sitio correcto .. ¡en el momento adecuado!

Piedras

Un experto asesor de empresas en Gestión del Tiempo quiso sorprender a los asistentes a su conferencia. Sacó de debajo del escritorio un frasco grande de boca ancha. Lo colocó sobre la mesa, junto a una bandeja con piedras del tamaño de un puño y preguntó:

- ¿Cuántas piedras piensan que caben en el frasco?

Después de que los asistentes hicieran sus conjeturas, empezó a meter piedras hasta que llenó el frasco. Luego preguntó:

- ¿Está lleno?

Todo el mundo lo miró y asintió. Entonces sacó de debajo de la mesa un cubo con gravilla. Metió parte de la gravilla en el frasco y lo agitó. Las piedrecillas penetraron por los espacios que dejaban las piedras grandes. El experto sonrió con ironía y repitió:

- ¿Está lleno?

Esta vez los oyentes dudaron:

- Tal vez no.

- ¡Bien!

Y puso en la mesa un cubo con arena que comenzó a volcar en el frasco. La arena se filtraba en los pequeños recovecos que dejaban las piedras y la grava.

- ¿Está bien lleno? - preguntó de nuevo.

- ¡No! - exclamaron los asistentes.

- Bien - dijo, y cogió una jarra de agua de un litro que comenzó a verter en el frasco. El frasco aún no rebosaba.

- Bueno, ¿qué hemos demostrado? - preguntó.

Un alumno respondió:

- Que no importa lo llena que esté tu agenda, si lo intentas, siempre puedes hacer que quepan más cosas.

- ¡No! - concluyó el experto - Lo que esta lección nos enseña es que si no colocas las piedras grandes primero, nunca podrás colocarlas después. ¿Cuáles son las piedras grandes en tu vida? ¿Tus hijos, tus amigos, tus sueños, tu salud, la persona amada? ¿O son tu trabajo, tus reuniones, tus viajes de negocio, el poder o el dinero? La elección es tuya. Una vez te hayas decidido..., pon esas piedras primero. El resto encontrará su lugar.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Estados de ánimo


Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas.

Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.

A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas.

Pero hoy me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde
te acerques y te mires,
te mires al mirarme.


(Mario Benedetti )

jueves, 27 de agosto de 2009

Una bonita historia de amor


La historia cuenta que, hace mucho tiempo, un hombre regañó a su hija pequeña de 5 años por desperdiciar todo un rollo de papel de regalo para envolver una caja.
La niña, a pesar de la regañina, dejó la caja envuelta bajo el árbol de Navidad y a la mañana siguiente, cuando todos estaban abriendo los regalos, se la entregó a su padre diciéndole: "Esto es para ti, papi".
Él, sintió vergüenza de la reacción del día anterior y emocionado, abrió el regalo. Pero al ver que en el interior de la caja no había nada, le dijo en tono molesto a su hija: "Señorita, cuando se hace un regalo siempre tiene que haber algo dentro".
La pequeña, medio llorando le dijo: "Pero papi, no está vacía, la llené de besos para ti".
El padre, conmovido, abrazó a su hija y le pidió perdón.
Con el tiempo, la niña creció y se fue a vivir muy lejos. Su padre, cada vez que la echaba de menos, metía su mano en la caja y sacaba un beso imaginario. Así se llenaba de todo el amor que le regaló su hija.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Las cosas no son exactamente como piensas



Una muchacha estaba aguardando su vuelo en una sala de espera de una gran aeropuerto. Como debía esperar por muchas horas, decidió comprar un libro para matar el tiempo. También compró un paquete de galletas. Se sentó en un asiento en la sala VIP del aeropuerto para poder descansar y leer en paz. Al lado del asiento donde estaba la bolsa de galletas se sentó un hombre que abrió una revista y comenzó a leer. Cuando ella tomó la primera galleta, el hombre también tomó una. Ella se sintió indignada, pero no dijo nada. Apenas pensó: "Pero, qué descarado, si yo estuviese más dispuesta le daría un golpe en el ojo para que nunca más se le olvide". Cada vez que ella tomaba una galleta, el hombre también tomaba una. Aquello la dejaba tan indignada que no conseguía reaccionar. Cuando quedaba apenas una galleta, pensó: "Ah... ¿qué será lo que este abusador va a hacer ahora?". Entonces el hombre dividió la última galleta por la mitad, dejando la otra mitad para ella. ¡¡Ah!! ¡Aquello era demasiado! ¡Se puso a bufar de la rabia! Entonces cerró su libro y sus cosas y se dirigió al sitio de embarque. Cuando se sentó, confortablemente, en su asiento, ya en el interior del avión, miró dentro de la bolsa y para su sorpresa su paquete de galletas estaba allí... ¡¡todavía intacto, cerradito!! Sintió tanta vergüenza. Sólo entonces percibió lo equivocada que estaba, ¡¡había olvidado que sus galletas estaban guardadas dentro de su bolsa!! El hombre había compartido sus galletas sin sentirse indignado, nervioso, consternado o alterado, mientras ella quedó muy trastornada, pensando que estaba compartiendo las de ella con él. Y ya no había más tiempo para explicaciones... ni para pedir disculpas.
¿Cuántas veces, en nuestras vidas, estamos comiendo las galletas de los demás, y no somos conscientes de ellos? Antes de llegar a una conclusión... ¡¡observa mejor!! Tal vez las cosas no sean exactamente como piensas, no pienses lo que no sabes acerca de las personas...

domingo, 23 de agosto de 2009

Siempre recuerda aquellos a quienes sirves



En los días en que un helado costaba mucho menos, un niño de 10 años entró en un establecimiento y se sentó a una mesa. La mesera puso un vaso de agua en frente de él. "¿Cuánto cuesta un helado de chocolate con almendras?" pregunto el niño. "Cincuenta centavos", respondió la mesera. El niño sacó su mano de su bolsillo y examinó un número de monedas. "¿Cuánto cuesta un helado solo?", volvió a preguntar.Algunas personas estaban esperando por una mesa y la mesera ya estaba un poco impaciente. "Treinta y cinco centavos", dijo ella bruscamente. El niño volvió a contar las monedas. "Quiero el helado solo", dijo el niño. La mesera le trajo el helado, y puso la cuenta en la mesa y se fue.El niño terminó el helado, pagó en la caja y se fue. Cuando la mesera volvió, ella empezó a limpiar la mesa y entonces le costó tragar saliva con lo que vio. Allí, puesto ordenadamente junto al plato vacío, había los treinta y cinco centavos y veinticinco más... su propina.
Jamás juzgues a alguien antes de tiempo.

domingo, 22 de marzo de 2009


Pero, como en los cuentos de hadas, el destino se vuelve cómplice de la suerte y surge un alma que nos salva, que se nos entrega y aprendemos a querer y que nos quieran.

martes, 17 de marzo de 2009


No puedo creer que es verdad,
que tanta felicidad,
haya llegado hasta mi,
y simplemente aprendi,
que el cielo siento alcanzar,
pensando que voy a amar,
por eso no puedo asi,
quitar mis ojos de ti.
Tu tienes que perdonar,
mi insolencia al mirar,
toda mi culpa no es,
me he enamorado esta vez,
dificil es insistir,
sin ti no puedo vivir,
por eso no puedo asi,
quitar mis ojos de ti.
Te quiero mucho y bien comprendelo,
te quiero mucho
con toda intensidad,
te necesito, te digo la verdad.
Te quiero mucho,
y pido sin cesar que no m dejes,
hoy que ya te encontre,
pues quiero amarte siempre,quiero amarte.
No puedo creer que es verdad,
que tanta felicidad,
haya llegado hasta mi,
y simplemente aprendi,
que el cielo siento alcanzar,
pensando que voy a amar,
por eso no puedo asi,
quitar mis ojos de ti.
Te quiero mucho y bien comprendelo,
te quiero mucho
con toda intensidad,
te necesito, te digo la verdad.
Te quiero mucho,
y pido sin cesar que no m dejes,
hoy que ya te encontre,
pues quiero amarte siempre,
quiero amarte.
No puedo creer que es verdad,
que tanta felicidad,
haya llegado hasta mi,
y simplemente aprendi,
que el cielo siento alcanzar,
pensando que voy a amar,
por eso no puedo asi,
quitar mis ojos de ti,
quitar mis ojos de ti...

lunes, 16 de marzo de 2009


“Es de héroes sonreír cuando el corazón llora”

sábado, 17 de enero de 2009


Eu sou feita de sonhos interrompidos, detalhes despercebidos, amores mal resolvidos. Sou feito de choros sem ter razão, pessoas no coração ,atos por impulsão. Sinto falta de lugares que não conheçi, experiências que não vivi, momentos que já esqueci. Eu sou amor e carinho constante distraída até o bastante, não paro por instante. Já tive noites mal dormidas, perdi pessoas muito queridas, cumpri coisas não-prometidas. Muitas vezes eu desisti sem mesmo tentar,pensei em fugir, para não enfrentar, sorri para não chorar. Eu sinto pelas coisas que não mudei, amizades que não cultivei, aqueles que eu julguei, coisas que eu falei. Tenho saudade de pessoas que fui conhecendo, lembranças que fui esquecendo, amigos que acabei perdendo. Mas continuo vivendo e aprendendo...

jueves, 15 de enero de 2009


A veces me gustaría ser invisible, desaparecer durante unos minutos o, incluso, durante unas horas para poder evadirme, para poder desahogarme sin que nadie pueda verlo, para poder estar sola, para poder disfrutar de unos instantes de completa soledad y olvidarme de todas esas cosas que pueden causar “dolor”.Quizás esa no sea la solución, quizás no sea bueno guardarse las cosas, pero no se trata de eso sino de poder pensar sin que nada ni nadie pueda condicionarnos, se trata de ser completamente objetivos…